Medicina Natural Pedro Pinto  

Aumentar el Deseo de una Mujer

 
 

Si te has topado con esta página, probablemente sientes que tu vida sexual ya no es como solía ser y ahora te ves inmersa en una búsqueda incesante de información para averiguar de una vez por todas cómo es posible aumentar tu deseo sexual, seguro que estás en búsqueda de consejos o posibles tratamientos que de alguna manera y esperanzadoramente puedan estimular tu deseo.

cómo es posible aumentar tu deseo sexualSi_te_sientes apática y “sin ganas” de tener relaciones sexuales tan frecuentemente como a tu compañero le gustaría, eso no quiere decir que sufras algún tipo de trastorno sexual o que en ningún caso necesites aumentar tu libido – ya sabemos que los hombres suelen tener una libido más fuerte que las mujeres. Aunque esto pueda ocasionar algún tipo de problema en tu relación, no es indicación alguna de un trastorno en sí mismo.

De igual manera, esas subidas y bajadas de la libido son muy comunes entre las mujeres. No existe una fórmula para poder determinar el número de veces que una pareja debería de tener relaciones sexuales. Sin embargo, si los “bajones” comienzan a suceder con mayor frecuencia que las “subidas”, quizás va siendo hora de buscar algún método que mejore tu deseo sexual de forma natural.

El deseo sexual en la mujer cambia a lo largo de los años. Las subidas y bajadas en la libido de una mujer coinciden con el comienzo (o el final) de las relaciones, pero también pueden ser la consecuencia de tener problemas en sus relaciones, ya sean personales o aquellas pertinentes en su vida profesional, o bien a causa de sucesos importantes como lo son un embarazo, la menopausia o alguna enfermedad. Existen también muchos antidepresivos y otros medicamentos que pueden causar un impacto notable en el deseo sexual de la mujer.

Si experimentas una bajada de la libido frecuente lo más probable es que sufras de una libido baja, una condición llamada frigidez.

En estos casos el problema puede ser temporal y desaparecer de forma natural. Pero si experimentas una bajada de la libido frecuente y prolongada en el tiempo, lo más probable es que sufras de una condición llamada frigidez o congelación de la libido, un trastorno sexual femenino que es el equivalente a la disfunción sexual o la impotencia en el hombre.

Tú pareja quiere tener sexo después de haber llegado a casa y relajaros tras un duro y tedioso día, pero a ti no te apetece y no sientes deseo alguno, más bien te sientes agotada y lo único que te gustaría hacer es dormir.

Seamos sinceros: la mayoría de las mujeres no quieren tener sexo tan a menudo como les gustaría. De hecho, un tercio de la población femenina adulta sufre de baja libido de forma crónica, y esto es un problema que afecta bastante a su vida sexual. Estas mujeres desearían poder encontrar una manera natural de incrementar su deseo sexual.

Aunque es mucho más común de lo que pensamos, hoy en día la frigidez o disminución del deseo sexual femenino sigue sin conocerse lo suficiente, y cada vez hay más mujeres que sufren este trastorno sexual y que podrían verse enormemente beneficiadas con un aumento de su libido y poder así vivir una experiencia sexual placentera y satisfactoria como ni tan siquiera hubieran imaginado.

Cada vez hay más mujeres que sufren de frigidez y que podrían verse enormemente beneficiadas con un aumento natural de su libido.

mujeres que sufren de frigidezA_pesar de que un bajón de la libido no es más que uno de los múltiples trastornos sexuales que pueden afectar a las mujeres, no deja de ser, sin duda, el más común y el que más problemas y perjuicios trae consigo en una relación de pareja.

En nuestros artículos (en nuestra sección dedicada al aumento de la libido femenina) hablaremos de los síntomas, las causas y posibles tratamientos para mejorar el deseo sexual. Te ayudaremos a incrementar tu libido y a resolver tus problemas o aflicciones sexuales.

Para una mujer, es normal el no querer hablar de estos asuntos con su pareja o incluso con el especialista, e el internet es una fuente ideal de información en la que se puede encontrar consejo y apoyo para mejorar tu deseo sexual de forma privada, aunque no toda la información disponible en este medio sea la más precisa o fiable.

El primer paso a tomar para solucionar la falta de deseo sexual es reconocer el problema. Es entonces cuando el trastorno sexual puede ser tratado para su solución.

En algunos casos, como cuando la falta de libido está directamente relacionada con la relación con tu pareja en sí, es imprescindible que tu pareja se vea involucrada en el asunto, ya que la única manera posible para solucionar el problema es dirigirse sin reparos a la raíz que lo causa.

Si el problema sexual se debe a algún problema psicológico, como la depresión, o si bien está causado por el uso de determinados medicamentos (suelen causarlo los antidepresivos o las píldoras para dormir y demás somníferos), en estos casos sería importante que lo hablases con tu médico para concebir la posibilidad de cambiar la medicación o al menos su dosis, con el fin de recuperar tu deseo sexual. Lo mismo puede aplicarse a la falta de deseo causada por alguna enfermedad o daño físico.

Sin embargo, en muchos casos la falta de deseo sexual viene dada por el estrés, la ansiedad o incluso el aburrimiento o el llevar una vida sedentaria sin muchas motivaciones (ya sea en la cama o fuera de ella), y esto puede ser simplemente tratado con un cambio en el estilo de vida y/o en la ingesta de remedios naturales que ayuden a incrementar la libido.

Estos son el tipo de problemas en los que nos centraremos. Si estás buscando un aumento de tu deseo sexual, y lo que es más importante, quieres conseguirlo sin efectos secundarios, sin importar qué es lo que está causando ese bajón en la libido, la primera cosa que debes hacer es obtener información – es por ello que los consejos que se extienden en estos artículos te servirán de gran ayuda para conseguir tu objetivo.

Por lo tanto, sigue leyendo y pronto te sentirás preparada para tomar el siguiente paso y poder en última instancia poner fin a tu problema.

Lo más importante que debes saber es que aumentar la libido femenina no es tarea fácil, no existen botones o medicamentos milagrosos que puedan resolver el problema de la noche a la mañana, pero es un trastorno posible de tratar. Y eso es lo que haremos en este espacio.

Aumentar tu deseo sexual no será tan fácil como mejorar el de un hombre, ya que el cerebro de la mujer funciona de manera distinta al del hombre en muchas maneras – y en cuanto a sexualidad, se encuentran bastantes diferencias.

Los tratamientos para aumentar el deseo en la mujer suelen tomar mucho más tiempo en obtener resultados, igualmente los cambios que se vayan produciendo tomaran mucho más tiempo, presentándose más lentamente.

Conoce las causas de la Libido Baja en las Mujeres

El Apetito Sexual de una mujer puede cambiar debido a ciertos factores relacionados con el amor, vida personal y, en la mayoría de los casos, no es una angustia como tal. Sin embargo, si la falta de deseo sexual comienza a interferir con la relación de pareja, tal vez sea necesario hablar sobre el problema.

El deseo sexual/ apetito sexual/ libido es una interacción compleja en la que se ven involucrados diversos factores, incluyendo el estado tanto emocional como físico, intimidad con la pareja, experiencias sexuales positivas y negativas inclusive creencias religiosas.

Si estás experimentando alguno de estos problemas en alguna de estas áreas, tal vez tu deseo sexual esté siendo afectado. A continuación se mencionarán los síntomas y las causas más comunes que pueden afectar el apetito sexual.

Los siguientes síntomas indican bajo apetito sexual:

- Falta de interés sexual en cualquier tipo de actividad sexual, por completo, incluyendo la auto-estimulación.

- Ausencia o decremento significante de fantasías sexuales.

- Sentimiento permanente de irritabilidad y nula respuesta a la estimulación sexual por parte de la pareja.

Cualquiera de los tres signos indican un bajo libido en la mujer que requerirá tratamiento. Si los tres suceden al mismo tiempo, es altamente recomendable buscar ayuda urgente. Las causas de un bajo apetito sexual pueden ser físicas o psicológicas además de problemas hormonales, comúnmente los que a continuación se describen.

Las principales causas físicas de un bajo apetito sexual son:

- Problemas sexuales.

Las principales causas de un bajo apetito sexual Cuando_las mujeres experimentan dolor durante el acto sexual o no logran un orgasmo, es normal no sentir deseo sexual.

- Problemas de salud.

Muchas de las enfermedades no-sexuales pueden causar que el deseo sexual decrezca, tal como cáncer, diabetes, alta presión sanguínea y otras enfermedades cardiacas o neurológicas.

- Medicación.

Muchos medicamentos, especialmente los antidepresivos, actúan fuertemente para decrecer el deseo sexual.

- Estilo de vida no-saludable.

Alcohol, drogas y el abuso de tabaco pueden tener impactos negativos en el deseo sexual femenino. Fumar, por ejemplo, decrece el flujo sanguíneo, lo que puede reducir el apetito sexual.

- Fatiga.

Sentirse exhausta, resultado de la fatiga, una rutina estresante que incluya trabajo y responsabilidad de cuidar a niños, pueden conllevar a falta de apetito sexual. La fatiga debido a alguna enfermedad tendría el mismo efecto. Una mujer cansada o imposibilitada, no pensará sobre sexo.

- Cirugía.

Las cirugías pueden afectar el apetito sexual, especialmente los tractos mamarios y genitales o cualquier otra que afecte la auto-percepción de la imagen.

Las principales causas psicológicas de un bajo deseo sexual son:

- Estrés.

El estrés y la ansiedad hacen que el deseo sexual desaparezca. Una mujer estresada o con ansiedad, sea cual sea la razón de ello, no tendrá una libido alta.

- Problemas Mentales.

Los problemas no son necesariamente reales - cualquier problema psicológico, real o imaginario puede afectar el deseo sexual.

- Baja Auto-Estima.

Una baja auto-estima o percepción de la imagen negativa, causada por sobrepeso o cualquier otro motivo, puede alterar la manera en que conllevamos la sexualidad.

- Experiencias Negativas.

Cualquier experiencia negativa relacionada con las relaciones sexuales, puede conllevar a un decremento en el deseo. Abuso sexual o actividades que tengan un conflicto con tal ideal, inclusive la religión pueden estar dentro de los problemas psicológicos que afectan el apetito sexual.

Las principales causas hormonales de un bajo deseo sexual son:

- Menopausia.

principales causas hormonales de un bajo deseo sexualLos_niveles de estrógeno decrecen considerablemente durante la menopausia, lo cual, naturalmente conducirá a reducir el deseo sexual y ocasionalmente secar los tejidos vaginales. En conjunto, resultarán en doloroso e incómodo sexo.

Es importante señalar que no todas las mujeres experimentarán un bajo apetito sexual durante la menopausia, pero algunas necesitarán ayuda para lidiar con el problema.

- Embarazo.

Los cambios hormonales durante el embarazo y justo al terminar pueden afectar la libido en las mujeres. La fatiga y presiones características propias del embarazo pueden reducir el apetito sexual.

- Lactancia.

La lactancia y sus efectos psicológicos así como la fatiga que conlleva un recién nacido y la falta de sueño son otras causas importantes del bajo deseo sexual. La dedicación y el interés por el bebé tal vez pongan a la pareja - y a la intimidad - en un segundo plano.

Por último, hay problemas propios de una relación:

- Intimidad.

La mayoría de las mujeres consideran la intimidad con su pareja como un requerimiento esencial para el deseo sexual. Dicho esto, cuando hay un problema en la relación, ello conllevará un fuerte impacto en el apetito sexual.

- Falta de interés de la pareja.

Un alejamiento o cambio en el interés de la pareja puede causar molestias en el deseo sexual. Por ejemplo, si el compañero comienza a pasar más tiempo en el trabajo o con sus problemas personales, eso reducirá el tiempo disponible para su relación íntima, lo cual puede resultar en un bajo apetito sexual por parte de la mujer.

Esos son esencialmente los principales síntomas que causan un bajo deseo sexual en la mujer. Si sientes que el deseo libidinoso no es lo que solía ser, intenta resolver qué es lo que pueda estar llevando a esta situación y haz un esfuerzo para acabar con el problema.

Ahora que sabes las causas que pueden afectar el apetito sexual, da clic en la siguiente liga para encontrar tratamiento y regresar al camino saludable y placentero de una vida sexual activa:

Afrodisíacos Naturales para Mujeres

Escrito o Revisado por: Pedro Pinto
Desea recibir nuestra newsletter
Nombre:
Email:
200 + 100 =
 
Recomendamos estos artículos:
Los mejores tratamientos naturales:
     
     
     
 
 
Facebook
 
» Acerca » Contactos » Condiciones
Nosotros promovemos o sugerimos la venta de productos y /o servicios que no son nuestros. Nuestras recomendaciones siempre se basan en nuestra creencia de que el producto proporcionará información y servicios excelentes y valiosos.
Sin embargo, esta información nunca debe tomarse como un consejo médico o una receta de tratamientos para cualquier enfermedad.
Pedro Pinto | Medicina Natural - Todos los derechos reservados.